sábado, 15 de octubre de 2011

Inevitable - Claudia Sánchez



Sigue teniendo esa cara de buena gente con la que me conquistó. No es que esté mal, pero a veces no se puede complacer a todos.
Él no podía resistirse. Lo supe cuando, después de decirle que había leído su intercambio de correos con Lucía, con su mejor cara de cordero degollado y muy convencido, me dijo “no lo pude evitar”.
Estuve ensayando esa misma expresión para cuando la policía baje de la terraza y me pregunte por qué se suicidó.

Claudia Sánchez

1 comentario:

  1. Excelente micro. Me hace sonreír cada vez que lo leo.
    Abrazos, Claudia.

    ResponderEliminar