martes, 11 de octubre de 2011

Apocalipsis - Patricia K. Olivera

El servidor de la bestia espera, se acerca el momento; los acontecimientos se precipitaron, ésa maldita cruz caerá por fin y las puertas del paraíso quedaran abiertas.
Se hinca al notar la sombra de su amo merodeando, la bestia está impaciente; deseosa de arrasar con la hueste celestial, dejará su marca mientras arranca alas.
Patricia K. Olivera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada