lunes, 3 de octubre de 2011

Ovejas eléctricas - Luciano Doti


El androide se acostó a dormir, y pasó un largo tiempo sin poder conciliar el sueño. Era la nueva versión de persona artificial, tan perfecta ésta, que había emulado a sus modelos humanos en el estrés diurno e insomnio nocturno. Entonces, comenzó a contar ovejas, todas ellas tan artificiales como él. Y ya dormido, soñó con ovejas eléctricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada